La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha anunciado hoy que los presupuestos municipales para 2022 “mantendrán una absoluta congelación de todos los impuestos, preservando el gasto social y continuando con las inversiones públicas que son necesarias y beneficiosas para el desarrollo de la ciudad” y ha subrayado que “se aplicará una presión fiscal asumible, adaptada a las circunstancias actuales y donde la menor carga la tengan las familias más vulnerables”.