El Ayuntamiento de Marbella adquiere una parcela de casi mil setecientos metros cuadrados en la zona del Parque del Calvario por expropiación.