17/04/2018 Diego Partida 23:30

El pasado Viernes 13 de Abril se concretó una cita importante para el club que podría ser histórica, Alexander Gringber, aún presidente del Marbella, mantuvo un encuentro con el grupo inversor Belga que llega al club mediante el contacto de Miguel Saavedra, intermediario deportivo que ha intervenido en traspasos importantes en primera división y residente en San Pedro Alcántara. Ambos se han podido ver en el último partido del Marbella en el municipal en la zona central de tribuna.

La cantidad del traspaso de la mayoría de las acciones que posee Alexander Gringber estaría rondando los tres millones de euros además de aportar las nóminas y los gastos restantes de esta presente temporada que podrían estar cerca del medio millón de euros.
El documento que se habría firmado es un poder notarial entre ambas partes donde Alexander Gringber seguiría siendo presidente del Marbella FC en un principio, hasta final de temporada sería lo más coherente. Es posible que Gringber se pueda quedar con una pequeña parte de sus acciones y seguir vinculado a la entidad desde un plano más lejano. Alexander Gringber cerraría con este acuerdo de venta una buena operación económica respecto al precio de compra que aportó hace cinco años cuando adquirió la entidad, aquel club no tiene nada que ver con el actual que se encuentra mucho mejor valorado.

El grupo inversor se encuentra ya en pleno contacto con el club donde ya podrían tener decisión en la entidad mediante comunicación a Alexander Gringber que sigue de momento como presidente hasta final de temporada después de cinco años aportando crecimiento a la entidad y dejando una huella importante en la ciudad.

Buenas sensaciones entre el entorno del club que se han ido haciendo eco de la noticia, el grupo inversor tiene la plena intención de darle continuidad al proyecto deportivo que ha llevado a cabo el director deportivo del club, Jorge Rodríguez de Cózar, renovando en primer lugar al míster y comenzar a decidir en la configuración de la plantilla del próximo año teniendo en cuenta la renovación de jugadores importantes en la plantilla. Buenas expectativas que podrían dar solución a los meses complejos que ha pasado la entidad este año,con el bloqueo de las cuentas tras la encarcelación de Alexander Gringber y posteriormente tras la ayuda de De Coz, con la vuelta del presidente al club en una situación económica insuficiente.

En la entidad no se quiere hacer ningún tipo de declaración ni afirmar la operación por el momento, el momento en el que se encuentra el equipo es decisivo para poder obrar una oportunidad mágica de acabar campeón de liga.
Los jugadores y muchos trabajadores del club conocen la situación aunque aún no han recibido comunicación oficial por parte del club. En los próximos días, semanas o quizás algunos meses, el club hará oficial la noticia, por el momento se desconoce cuanto podrá tardar el proceso de venta para poder hacerse oficial y el plazo pactado en el poder notarial firmado el pasado Viernes en la notaría de Marbellí de Fernando Alcalá donde se recoge el tiempo que pueda estar Alexander Gringber como presidente del Marbella.

Una operación que si nada lo impide será beneficiosa para la entidad y podrá dar continuidad al proyecto deportivo con el inicio de la planificación de la próxima temporada. La venta por el momento puede tardar en hacerse oficial y la plantilla puede tener plena confianza en que cobraran sus nóminas de los próximos meses y las primas correspondientes lo que generará bienestar y permitirá a la plantilla ganar mayor concentración de cara a las finales que le restan al campeonato.